Proganadero: una buena alianza entre el sector minero y la ONG

mar 28, 2016
descosur arequipa

Foto1Con fondos del aporte voluntario, la Mina San Rafael, a través de APORTA, financió el Proyecto Desarrollo sostenible se la actividad ganadera alto andina en los distritos de Antauta, Ajoyani y Cc Queracucho, Región Puno, más conocido como PROGANADERO. La ejecución estuvo a cargo del DESCO sur  entre el 2012 y el 2015, beneficiando a 1,361 familias ganaderas, 34 organizaciones de productores de sectores y parcialidades, dos organizaciones de productores distritales y a dos gobiernos locales.

La Mina “San Rafael”  (Puno) es preponderantemente ganadero, hace más de cinco años  que  Minsur  implementó un  Programa Ganadero, para promover el desarrollo pecuario, principalmente de la alpaca, a través de cuatro líneas de trabajo:

  • Mejoramiento genético del ganado y buen manejo de éste, desde la etapa de reproducción, para aumentar sus rendimientos.
  • Incremento de la oferta forrajera para brindar mejor alimentación al ganado, introduciendo pastos cultivados, construyendo infraestructura de riego y enseñando la conservación de los forrajes para el período de escasez.
  • Mejoramiento de las técnicas de esquila y selección de fibra para agregarle valor, y
  • Fortalecimiento de capacidades para la gestión productiva e institucional

El núcleo físico del  Programa Ganadero es el  Centro de Reserva Genética (CRG) “Charcahuallata”, ubicado a 10 minutos de la capital  del distrito de  Antauta, con 142 hectáreas y 262 alpacas selectas.

Ahí se capacita a los criadores y se valida tecnologías, para luego irradiarlas a todo el entorno ganadero.

Al respecto, el Ing. Daniel Torres Zúñiga, de la  ONG Desco  Sur  y responsable del CRG “Charcahuallata”, destaca  que todos los reproductores (hembras y machos) tienen sendas fichas de identificación con las características de la raza, número de arete, código de microchip y foto de cada animal, para asegurar el efecto mejorador de sus genes.

Igualmente, el  CRG “Charcahuallata” viene trabajando en la conservación de  la variabilidad genética de alpacas de colores en peligro de extinción, como son las de fibras negra, marrón y gris.

Extracto del artículo publicado por la revista Agronoticias. Lea el artículo completo AQUÍ